© 2019 -Área 44 - Servicios Educativos S.L.

¡Vuelta al Cole 2016!

28 Aug 2016

Escrito por:

 

Hoy es domingo... último domingo del mes de agosto. Septiembre se nos viene encima y con él, muchas cuestiones más... Vuelta al trabajo, a las rutinas, a los atascos, las prisas, los nervios... Todos los septiembres  nos pasan muchas cosas por la cabeza, en muchas ocasiones las mismas del año pasado, del anterior, del otro, etc. ¡Claro! Si todos los septiembres tienen muchas cosas en particular. La TV comienza a presentar ciertos patrones repetitivos año tras año: anuncios de uniformes escolares, anuncios de colecciones en los quioscos. Muchas marcas de snacks nos ofrecen sus maravillosas meriendas para el recreo en unos espacios publicitarios en los que los niños de Primaria llevan a cabo actividades más propias de la Educación Infantil en algunos casos y, en otros, de la Educación Secundaria o Bachillerato. Además, la vuelta ciclista, el inicio de la liga...

Septiembre es, además, un mes de propósitos. Cuántas veces no nos habremos repetido en la cabeza... "En septiembre empiezo a leer...", "Este septiembre me apunto al gimnasio". Es también uno de los meses en los que el pensamiento de ponerse a dieta ronda la cabeza de un elevadísimo porcentaje de personas, hombres y mujeres. 

Septiembre es un mes de reencuentros. Volvemos de nuestras vacaciones y quedamos con nuestras amistades para comentar el verano, lucir el moreno propio de quienes han pasado unos días en la playa y enseñar miles de fotografías, vídeos e intercambiar experiencias. Nos reencontramos también con familiares que no han podido acompañarnos en parte de nuestras vacaciones. Lo cierto es que lo pasamos muy bien. Todo esto hace más llevadero el comúnmente conocido como síndrome postvacacional. Volvemos a trabajar, a ver a nuestros compañeros, a nuestros jefes y subordinados. Nos sometemos a un horario en el que ya no podemos movernos con la libertad de la que hemos gozado en los días previos... ¡Qué ganas de que llegue el próximo puente!. 

Pero muchas veces se nos olvida, y en parte puede llegar a ser lógico desde nuestra perspectiva de adultos, que a nuestros hijos les sucede exactamente lo mismo: se hacen sus propósitos acerca de diferentes materias, amigos en Colegio, llevar los estudios al día, tener unos buenos apuntes... ¿Nos hemos preocupado por ver qué esperan poder cumplir ellos en este curso? ¿Podríamos ayudarles? ¿Les resultaría motivante? Es también un mes de reencuentros para ellos: amigos del barrio o urbanización, amigos del Colegio con los que vivan cerca o no mantienen relación fuera de las paredes del aula y del Centro. También se reencuentran ellos con sus familiares. ¿Les facilitamos poder volver a ver a sus amigos? A nosotros, los adultos, nos gusta, ¿no? ¿Por qué a ellos no? Si a nosotros nos facilita esta dura tarea de volver a nuestros puestos de trabajo, ¿puede que a ellos también?. Y sí. Ellos también vuelven a la rutina: despertadores o papá y/o mamá despertando un par de horas antes de lo que lleva casi tres meses despertándose su hijo. Coche, ruta, transporte público o caminando con amigos hasta el Colegio. Muchos de ellos también vivirán los interminables atascos de los primeros días de Colegio, y saben que será así durante nueve duros meses. Volver a encontrarse con sus compañeros, con sus estructuras sociales, con sus profesores, con sus jefes de estudios, directores, etc. Volver a tener que estar en el aula durante varias horas... vuelven también a perder esa laxitud más propia del verano. ¿Creemos que no les afecta? Si la respuesta es sí, tenemos que repensarlo todo un poco y volver a formularnos una opinión. 

A partir de mañana, lunes 29 de agosto, publicaremos una serie de consejos en este Blog. Unas pautas para irnos adaptando poco a poco a la rutina (todavía estamos a tiempo) y posteriormente a ayudar a que nuestros hijos inicien el mes de septiembre y su escolaridad durante este curso de la forma más provechosa. 

Si le interesa, no pierda de vista este Blog ni nuestra cuenta de Twitter: @area44cp, donde daremos debida cuenta de ello. 

Si es de los afortunados que lee esto desde su terraza con vistas al mar, disfrute de ello al máximo. Si se encuentra ya en la dinámica laboral, tenga en cuenta sus flaquezas, pensamientos negativos, generadores de ansiedad y todo aquello que le haga experimentar malestar. Muy probablemente a su hijo también le repercutirá algo similar. Si sigue en su terraza de la playa... ¿no ha tenido pensamientos ya acerca de su vuelta a la actividad? Dedique cinco minutos a tratar este tema con sus hijos, probablemente ellos también los tengan y muy posiblemente necesitarán compartirlos con alguien y... ¿quién mejor que sus padres para ello? 

 

Un saludo y feliz último domingo de agosto. 

Juan José Millán

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Linkedin
Share on Pinterest
Share on Google+
Please reload

También te interesará...

Viajar en coche con niños

July 17, 2017

1/10
Please reload

Últimas entradas