© 2019 -Área 44 - Servicios Educativos S.L.

Fármacos para TDA asociados a eventos cardiacos en adolescentes.

5 Aug 2016

 

Del Trastorno por Déficit de Atención, mal conocido como hiperactividad (pues la hiperactividad es algo que puede encontrarse en dicho trastorno o no) se ha hablado y escrito mucho. También se ha investigado bastante. 

 

De la experiencia clínica del día a día se obtienen algunos datos, en este caso, que obtienen un "necesita mejorar" para algunas decisiones tomadas por algunos profesionales, profesores y padres de niños con TDA. Lo que más nos ha preocupado siempre ha sido que muchos de los niños o adolescentes que vemos con sospecha de TDA o ya diagnosticados previamente de TDA, no cumplen casi ninguno de los criterios necesarios para poder confirmar ese diagnóstico. En algunos casos no cumplen ninguno. En muchas ocasiones, el problema que se escondía bajo esa oscura etiqueta de TDA era un déficit, sí, pero de límites. En otras muchas ocasiones nos ha sorprendido observar que muchos niños que acuden con un diagnóstico de TDA presentan un Cociente Intelectual elevado y al valorar inteligencias múltiples y muchos otros aspectos del niño, de su día a día, de su escolaridad, etc., vemos que claramente es un niño con altas capacidades. ¿Por qué se diagnostica a estos niños tantas veces como TDA? ¡Si son dos mundos totalmente diferentes! 

 

Sin entrar más en el tema, la gran preocupación que nos ha generado siempre en lo referente al afrontamiento familiar del TDA ha sido que desde el diagnóstico, es muy habitual que:

1- Se lleve al niño a trabajar con un profesional durante un par de meses. Posteriormente se abandona este trabajo, esta importantísima reeducación. ¿Por qué? Porque lo que genera el punto 2.

2- Se medica el niño. Si su Médico se lo ha prescrito es lo que debe hacer, no obstante, este fármaco no "cura", simplemente ofrece una situación en la que la clínica del TDA se oculta mientras el principio activo (Metilfenidato) actúa en el organismo. Claro, los efectos son muy notorios en cualquier niño (aunque también lo serían en cualquier adulto, no olvidemos que este fármaco es un psicoestimulante con un asombroso parecido estructural a las anfetaminas. 

Ahora, un grupo de investigadores han descubierto que parece existir determinada relación entre el consumo de este principio activo (Metilfenidato) con padecer algún tipo de patología cardiaca. 

 

¿Fármacos? Si están prescritos por su Médico, sí, sin duda alguna. Pero no se queden ello. Hay que llevar a cabo un importante trabajo de manera simultánea, si no, cuando el niño sea adolescente y deje de tomar estos fármacos, volveremos a una situación similar a la inicial. 

 

Si queréis ver la investigación a la que hacemos referencia, la encontraré aquí (en inglés): http://www.bmj.com/content/353/bmj.i2550.long

 

Ante cualquier consulta que queráis realizar al respecto, no dudéis en llamarnos. Estaremos encantados de escucharos y asesoraros. 

 

Buena tarde. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Share on Linkedin
Share on Pinterest
Share on Google+
Please reload

También te interesará...

Viajar en coche con niños

July 17, 2017

1/10
Please reload

Últimas entradas